Un 11 de Septiembre

Aunque estaba muy jovencita, tengo algunos recuerdos de aquel día del derrocamiento del expresidente Salvador Allende en Chile, en 1973. Que si lo mataron, que si se suicidó; fue sólo hasta el año pasado que se supo quién tomó la decisión y hoy la Corte de Apelaciones lo confirma. Qué increíble cómo pasa el tiempo, son 40 años ya ¡miércoles! ¿quien aguanta las conmemoraciones rojitas y los discursos estirados en la Venezuela de hoy? Hubiese preferido escuchar algún discurso del expresidente Chávez. Eran buenos sus discursos.

Allende

Siempre fue un día de fiesta en mi casa, celebrábamos el cumpleaños de la vieja; para mí no tenía otro significado hasta aquel 11 de septiembre de 2001. Hace ya 12 años.

wtc2 sud ua175 livrea LukeCremin

Para tratar de calmar un poco la intranquilidad que me produce la fecha, en estos días me puse a buscar ¿qué más pasó un 11 de septiembre? Te cuento algo de lo que me encontré:

En 1991, 10 años antes de los atentados en Nueva York, Washington y Pensilvania, la URSS (Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas) decide retirar sus tropas de Cuba, tropas que se estimaban en unos 11.000 hombres  (11 x 1000) Serían 22 años hoy (11 x 2). Curioso ¿no?

En 1981, 20 años antes de los atentados, el Museo de Arte Moderno de Nueva York, el MoMA, devuelve a España uno de los más célebres cuadros de Picasso, el Guernica, pintado en 1.937. Ese mismo año llegó huyendo la vieja a este país, iba a cumplir 5 años y aunque no tenía como demostrarlo Venezuela la acogió. Se fue sin haber tenido nunca una partida de nacimiento. Era raro, la conflictuaba, sentía como que no existía. Aprendí lo que se siente ser un apátrida.

guernica_de_picasso

En 1941, el presidente Franklin Delano Roosevelt ordena a la Armada disparar contra cualquier buque alemán que se encontrase en las aguas comprendidas entre la costa este de los Estados Unidos e Islandia. Ese mismo año, comenzaron en Washington las excavaciones para la construcción de El Pentágono. Un símbolo de poderío militar, atacado 60 años después.

pentagono

En 1940, George Stibitz hace la primera operación remota entre un teléfono y una computadora. El primer paso, el nacimiento del mundo que tenemos hoy.

Hoy se cumplen 70 años del comienzo del exterminio en el ghetto judío en Minsk y Lida, en Bielorrusia, en 1943; un año después, en 1944, las tropas aliadas del ejército de los Estados Unidos cruzaban por primera vez la frontera oeste de la Alemania Nazi.

48 años debe estar cumpliendo el presidente sirio Bashar al-Assad. con la mirada del mundo puesta en él por la sospecha de haber ordenado un ataque con armas químicas contra su población. Entre los más de 1.500 que murieron había muchos niños.

100 años está cumpliendo el doctor Jacinto Convit, autor de la vacuna contra la lepra y de innumerables investigaciones y avances en la lucha contra el cáncer. Muchas vidas se salvaron.

81 estaría cumpliendo la vieja. Le encantaba la química y aunque nunca estudió se conocía todos los componentes de casi todos los medicamentos que había disponibles en el mercado, sabía con precisión para qué servían, para qué no y cómo debían aplicarse. La llamábamos “Doctor Mom”. Seguramente hubiese estudiado química o farmacia. Nunca le pregunté.

Screen Shot 2013-09-11 at 6.21.37 PM

El mismo día de los atentados de 2001, pero en la ciudad de Lima, en Perú, en sesión especial de la Asamblea de la Organización de Estados Americanos (OEA) se aprobaba la Carta Democrática Interamericana. Hoy los venezolanos cumplimos nuestro primer día fuera de la Corte Interamericana para los Derechos Humanos (CIDH). No lo podemos celebrar.

cartademoLogo

Muchas más cosas pasaron un día como hoy. Esta ha sido sólo una selección de eventos; seguramente tendenciosa, ciertamente marcada por la atmósfera de estos días. No lo niego: la fecha no me es fácil; no nos es fácil; al mundo no le es fácil y este año le está siendo especialmente difícil. Otro 11 de septiembre y la humanidad vuelve a estar en vilo.

Y ya para cerrar esta especie de efemérides resumida, les cuento que también un 11 de septiembre, pero en 1906Mahatma Gandhi inició su Movimiento de lucha No-Violencia.

Gandhi 1906

Ojalá, algún día, entre todos, encontremos paz.

PD: Es en las ciudades donde se tejen las historias que traman nuestra memoria.

Manhattanhenge

Para comenzar la semana, nada mejor que este espectáculo urbano-sideral que sucede sólo 2 veces al año en la ciudad de Nueva York, también conocido como Solsticio de Manhattan.

Este año ocurrió durante el atardecer del 13 de Julio y tuve la suerte de verlo por twitter con esta hermosa fotografía que bajé y que comparto aquí ¡increíble! fue como estar realmente  ahí…

Manhattanhenge

Es que: “Cuando las cosas se hacen bien, hasta las estrellas se alinean para celebrarlo”

Que tengas una feliz semana.

Voy a Madrid…

Hoy se decide la candidatura para la Olimpíadas 2020; sobre el tapete tenemos a Estambul, Tokio y Madrid, todas ciudades increíbles y que han trabajado duro esta competencia inicial, les deseo éxitos, pero les aclaro: “voy a Madrid”…

Aquí les dejo los videos de la campaña de Madrid

El video oficial de la candidatura:

El Master Plan Madrid 2020

El brillo, la luz y la esperanza

Qué placer ver a una ciudad decidida a echar a pa’lante; por eso,  ¡Voy a Madrid!

Llegando a Delhi

Era 4 de enero de 1.995, tres años habían pasado de aquel amanecer del golpe. La arquitectura llenaba nuestros días y nuestras noches; Corbu, siempre presente, esta vez nos convocaba. La cita: Chandigarh, en Punjab, India, norte adentro, la ciudad importada, inconclusa y partida; esa otra modernidad. No nos fue posible llegar a India sin escalas en el camino.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Llegamos a Frankfurt para seguir viaje al día siguiente. No quería ir a Frankfurt, la evitaba, pero el deseo de ir a India fue más fuerte. Frankfurt me convenció, estaba equivocada; ya en el aeropuerto tomamos el metro hasta el centro de la ciudad y aquello me impresionó: ¡qué bueno sería llegar a Maiquetía y tomar un tren hasta la plaza Bolívar! Ni pensarlo, ¿para qué? si tenemos unas autopistas buenísimas, modernísimas y sólidas, de concreto puro, la gasolina es casi regalada y es más chic andar en carro; tampoco nos visita tanta gente…

El vagón del metro para llegar al centro de Frankfurt tenía los asientos tapizados en tela. Con esa manía que tengo de tocarlo todo, no podía dejar de acariciarlos, eran de una tela suave, aterciopelada, alegre, de tonos azules y turquesas; estaba entera, impecable, limpia, cuidada. A nadie se le ocurriría dañar algo que sabe propio; soñé que algún día los asientos del metro en mi ciudad también fuesen de tela…

Caminamos sin parar, teníamos que recorrerlo todo en un día, teníamos que conocerlo todo; nos llegó la noche y aún faltaban calles por caminar; a pesar del frío, había mucha gente en la calle, gente paseando, gente trotando, gente cenando, gente bebiendo, gente conversando, gente mirando, gente y más gente, bullicio y vida; la vida continuaba en la noche, había luz, mucha luz; luces exteriores y luces interiores, luz pública y luz privada, todas sumando para alumbrar la vida en aquella ciudad que no quería conocer. No la olvidaré.

Aunque algo pudimos descansar, amanecimos; ahora sí: tras otras ocho horas en el aire, Delhi. Viajando a oriente oscurece más rápido, la noche se hizo pronto; recuerdo que en el avión había unos monitores en los que un mapa nos indicaba dónde estábamos, vimos cruzar fronteras y vimos ciudades, pueblos y aldeas, se distinguían por sus luces, vimos también costas y carreteras. El mapa de los monitores era idéntico al de los libros de geografía, todo a color; el mapa en la ventanilla era distinto, sólo blancos y negros, sólo tonos; algo no coincidía.

Ir a India me producía una ansiedad inexplicable, no pude pegar los ojos ni un instante; veía el mapa y volvía a la ventanilla. Por el mapa vi que estábamos sobre esa tierra a la que tanto deseaba llegar; el mapa también daba la hora local; era ya otro día, pasamos la medianoche y estaba muy oscuro; la cantidad de lucecitas allá abajo era mucho menor, eran diferentes, dispersas, aisladas, todo estaba oscuro y solo. Pensé: estamos sobre tierra, esto no es mar. Asia no se parecía a Europa, no se distinguía, todo estaba oscuro. De repente mi estómago me dijo que habíamos comenzado a bajar ¡Sí! Así parece; bajábamos suavemente, casi imperceptiblemente, pero estaba segura, estábamos bajando; lento, muy lento, poco a poco, afuera seguía oscuro, muy oscuro, apenas una luz amarillenta de vez en cuando, sola, nada se veía, todo negro; bajábamos y bajábamos. Por mucho tiempo estuvimos bajando. Pensé que así debe ser la noche sobre La Pampa argentina: vasta, quieta, oscura; seguimos bajando y aún nada se veía, ya no hay luces dispersas. Comencé a inquietarme, todo era muy raro, desconocido, era como ir a ciegas, a tientas, con los ojos vendados; suspendidos. Habíamos bajado demasiado y aún sin ver nada, sin despegarme de la ventanilla esperando encontrar una luz, una mínima luz, una diminuta luz que me permitiera calcular a qué distancia estábamos del suelo, una luz que nos acompañara, una luz que nos guiara; según mis cálculos deberíamos estar rozando las copas de los árboles, mi estómago reclamaba, se retorcía, tiritaba. Escuchamos la voz de abrocharse los cinturones para el aterrizaje; pero ¿dónde? no veo nada, no hay luces ahí afuera, estamos en medio de la nada…

En 1991 vino la quiebra del Estado indio; en enero de 1995, ésta fue la India que nos encontramos, detenida, fracturada, rota, pobre y oscura, muy oscura. En ese extraño aterrizaje, con el estómago hecho un nudo, comprendí que ese mapa en blanco y negro que se dibujaba en la ventanilla y que se desdibujaba a medida que nos acercábamos a tierra era el mapa de un estrepitoso fracaso, el mapa de un país parado en seco; el mapa de la soledad y de una sociedad que estaba pasando hambre y frío, de un país a oscuras, una nación sin luz y sin vida.0309afpsinluz998-2

El 3 de septiembre de 2.013 fue un día triste en mi ciudad; a la 1:30 de la tarde todo se apagó de golpe y aunque el sol atenuaba la oscuridad nadie comprendía, nadie sabía. Todos deambulaban, solos, apagados, mudos, asustados, rehuyéndote a tí Caracas; a tí porque esta vez, con el mismo vértigo de aquella madrugada, te sentimos llegando a Delhi…0309efesinluz998

Estuvimos 21 días recorriendo India; aunque estaba comenzando a salirde su más difícil crisis económica, es un país extraordinario, de una belleza única que transmite una energía muy especial; en esta entrada realmente nada te he contado de él, te prometo que vendrán muchas historias, porque ciertamente es imposible visitarlo y salir ileso.

Hasta la próxima.

La foto superior (Sin Luz) es de la agencia AFP; la inferior (Venezuela)es de la agencia EFE.
Para saber más de este día oscuro en Caracas, te dejo unos enlaces: Registro Fotográfico del apagón  Cómo lo vivió la gente  Pre-mundial apagado
 

El brillo de la humanidad

Desde la distancia, La Tierra, nuestro planeta, ése punto azul pálido como lo bautizó Carl Sagan, sólo es apreciable en la vastedad del universo, si está bañado por un rayo de luz..

En diciembre del año pasado, la Nasa hizo pública esta interesantísima fotografía de la Tierra de noche. Realmente no es una fotografía, es físicamente imposible, es una composición digital a partir de la sumatoria de muchas fotografías satelitales tomadas todas en noches sin nubes.

Cuando oscurece, la Tierra se oculta en su propia sombra y la Nasa, creyendo que fotografiaba a la Tierra, no se dió cuenta que, por primera vez en la historia, había fotografiado a la humanidad; a toda la humanidad y nos demostró que la humanidad brilla con luz propia…

dnb_land_ocean_ice.2012.3600x1800

Si te interesa más información sobre la foto, este es el enlace: http://www.nasa.gov/mission_pages/NPP/news/earth-at-night.html#.UhwZcRbvwy4

Casa

Hace más de año comencé este blog y como otras cosas lo dejé a un lado; demasiadas distracciones, demasiadas perturbaciones lo alejan a uno de lo que en verdad importa, demasiadas urgencias conspiran contra la serenidad estos días, demasiadas incertidumbres, demasiados sueños robados,  demasiados miedos, demasiado tiempo perdido.

Hoy he decidido volver a casa, a lo que quiero, a lo que me gusta, a lo que me importa: mis ciudades, las ciudades todas, a las que conozco y a las que aún no, las buenas y las malas, las hermosas y las no tanto, las que tienen algo que decir y las huecas, las queridas y las odiadas, las malqueridas y las olvidadas.

Ciudades todas aunque sólo en una viva, ciudades desde donde ver mi ciudad y ciudades para verlas desde mi ciudad.

Ciudades para soñar, imaginar y pensar.

Ciudades para crecer.

Ciudades por hacer.

Ciudades para ser.

Ciudades.

Para comenzar el viaje los dejo con “Ése pequeño punto azul pálido” – Carl Sagan cortesía del canal esalito en Youtube

¡Bienvenid@!

 y mientras caminamos recuerda que en la Ciudad 

Bansky hope girl